Razonando el uso del popote " />

Razonando el uso del popote

Por Javier Machaín

Popotes

Seguramente no conoces a alguien que no haya tomado alguna bebida con popote. Es una de las primeras cosas que aprendemos a hacer desde pequeños y su uso en la vida cotidiana se convierte en algo normal; quizá nunca nos detenemos a pensar que este pequeño tubito de plástico es uno de los principales contaminantes en el mundo.

¿Cuál es la razón por la que se comenzó a usar del popote? Evitar que las bebidas se calentaran por el persistente contacto de las manos al momento de agarrar el vaso. La gente solía usar popotes de paja pero esto no era muy agradable porque daban un sabor a pasto en los líquidos. Por ello, Marvin Stone (fabricante de cigarros en Washington) creó un tubo de papel para evitar que su bebida favorita se calentara y adquiriera sabores raros. De esta experiencia, Stone se inspiraría más tarde para fabricar popotes en serie y para el año 1890, ya fabricaba más popotes que cigarros, convirtiéndose en un producto muy demandado en establecimientos de comida y bebidas en Estados Unidos.

Hoy en día, es muy común (quizá más por costumbre que por una necesidad real) que en diversos establecimientos te den la bebida con popote, aun cuando ésta lleva hielo. Hay algunas excepciones como los “frappés”, ya que es complicado beberlos directamente del vaso por la textura del líquido; otras personas optan usar popotes por higiene.

Es posible reciclarlos, sin embargo, debido a su forma y a que no son depositados en lugares indicados, su recolección resulta una tarea titánica, ¿te imaginas el tiempo que se debería invertir para reunir una cantidad considerable, venderlos por kilos y lograr una ganancia que sea medianamente redituable en relación con el trabajo de recolección? La gran mayoría de los popotes son fabricados de polietileno, el polímero más simple y de fácil reciclaje.

Para los niños suele ser muy divertido, y en ocasiones, la única forma para consumir líquidos, pero sería bueno que desde temprana edad estén conscientes de un uso menos frecuente para tomar cualquier bebida. Una posible solución para su uso excesivo, es utilizar los fabricados de plástico rígido reutilizables.

Cada día miles de popotes terminan en ríos y playas, contaminando la flora y fauna del entorno, además de generar caos en las calles de las ciudades porque las alcantarillas se obstruyen en temporadas de lluvias. Hagamos más conciencia sobre esto; quizá resulte difícil por la costumbre, pero es necesario reducir su uso.

Imagen:  por PithaCastañeda

Fuente:

http://hechoverde.blogspot.mx/2010/02/que-es-un-popote-para-que-sirve-quien.html
http://www.emujeres.net/entretuyyo/2008_8_popote.php

 
Relacionados

Selección del editor

http://velasresorts.com.mx/ofertas/?utm_source=blogVtaN&utm_campaign=corporativo&utm_medium=banner